Derek Dellekamp

2 mayo, 2016 12:55 pm

Algo que es caracteristico de la oficina en que trabajamos es el proceso, en la medida de lo que es posible dentro de la arquitectura, el encontrar todas estas formas de medir lo que se esta haciendo.

Siempre empezamos con algo que le llamamos definir las máximas, entonces hacemos primero un ejercicio verbal de que es lo que queremos lograr, entonces cuando definimos que queremos lograr, se convierte en un mapa de palabras y las imprimimos en una escala donde son visibles para todos y así se vuelve como un monitor y una carta compromiso.

Tienes cosas que son muy distintas, en naturaleza, y entonces te permite abordarlas en cada caso en una manera distinta a la que te parece adecuada; esa palabra “adecuada” la valoro mucho, ya que le da sentido a lo que estas haciendo.

La arquitectura al final del día esta resolviendo estos problemas y que también son medibles.

Cuando iniciamos con un edificio que se llama Alfonso Reyes, había un interés conceptual, pero también en el aspecto de los materiales. Hay obras en las que experimentas ciertas cosas y de allí concluyes que te funcionó en ese proceso y que no te funcionó.

Hacemos mucha vivienda de tipo social, tuvimos la oportunidad de trabajar en proyectos que llegaron hasta cierta etapa…